Horoscopos
 

 
Virgo
Cancér
Libra
Piscis
Horoscopos
Tauro
Leo
Aries
Sagitario
Escorpión
Capricornio
Gèminis
Acuario
Imagen
regresar
a todo lo que buscas...
***+ ¡¡¡En esta semana hay dos chismezasos galácticos que no te puedes perder!!! +***
1. El lunes 1 comienza el famosísimo movimiento Retrógrado de Mercurio, pero no te azotes porque termina el lunes 22.

Se le llama “movimiento Retrógrado” porque, desde la perspectiva de la Tierra, en algunos momentos parece que Mercurio va en reversa (lo que pasa es que le encanta imitar el famoso pasito de baile de Michael Jackson).

Debido a que Mercurio rige todo lo que tiene que ver con comunicación y transporte, te avisamos de una vez que estos temas se van a cuatrapear un poquito durante este periodo Retrógrado. Aguas con cualquier plática o discusión en la que participes, porque se podrían armar unos malentendidos tremendos que ocasionarán que medio mundo se agarre del chongo. Y si te da por viajar, entonces no vayas con un plan demasiado rígido o estructurado, porque lo más seguro es que los espíritus chocarreros hagan una que otra travesurilla que podría complicarte las cosas un poquitín, así que tendrás que hacer uso de toda tu paciencia y tu flexibilidad para adaptarte y seguir gozando a pesar de los pesares.

El periodo de Mercurio Retrógrado no es para que te escondas debajo de tu cama durante las tres semanas que dura, al contrario: este periodo sirve para que regreses sobre tus pasos y revises todos los detalles... ¡resuelve los pendientes y diviértete!.

2. El martes 2 brillará una preciosa Luna Llena en Aries.

¡Agárrate!, porque la vibra de esta Luna Llena es poderosísima, así que todos tendremos un entusiasmo bárbaro que nos llevará a hacer mil cosas emocionantes. En estos días tu seguridad te ayudará a tomar decisiones medio peliagudas, pero también podrías cambiar de opinión a cada cinco segundos gracias a tus impulsos cavernícolas. Aprovecha esta vibra y comienza todos los proyectos que traes entre ceja y ceja, pero tampoco te atrabanques demasiado porque, si piensas dos veces antes de actuar, podrías ahorrarte muchas broncas.